La Selva Amazónica estaba en llamas, y mientras uno de los pulmones más grandes del planeta era consumido por el fuego, gran parte de la humanidad estaba expectante, con enorme sentimiento de impotencia para actuar y solo encontraban en las redes sociales un punto de fuga. Hoy, gran parte de los problemas que deberemos enfrentar como civilización deben de ser abordados con el uso de la tecnología, será en la ciencia de datos, en el uso de IA, y en su aplicación al medio, donde encontraremos las soluciones, no en Facebook® o Twitter®.

Los seres humanos llevamos más de 300 mil años habitando el planeta, y en lo que solo representa menos del 1% del tiempo de existencia de esta maravillosa roca, prácticamente hemos exterminado más de la mitad de sus recursos naturales, provocamos la extinción de otras especies y nos acercamos a un punto sin retorno en lo referente al estilo de vida que hemos creado, a ese fatídico día cero para la humanidad.

Es preocupante ver desde el ámbito científico y ante todo de la realidad cotidiana de nuestra sociedad un incremento desmedido en las temperaturas de ambos hemisferios, termómetros que parecen marcar permanentemente más de 30° centígrados aún por la madrugada y un verano que se vuelve casi eterno y eclipsa al otoño, al invierno y la primavera.

Como ingeniero, dentro del ámbito de la ciencia, he catalogado seis grandes retos a solventar en las próximas décadas; Alimentación adecuada y suficiente, Acceso universal al agua potable, Generación de energías limpias y renovables, Acceso a viviendas funcionales y dignas, Nuevos medios de movilidad en entornos urbanos y Limpieza integral de nuestros océanos. A pesar de que existen muchos más retos y problemáticas en nuestro entorno, solventando el mayor porcentaje de estas seis, garantizaríamos mejores condiciones en la calidad de vida de la nuestra y futuras generaciones.

Hoy en día convergen diversas áreas de tecnología con el modelo de “Programas” que emprenden los gobiernos; que si bien, sin duda son por buenas causas, en muchas ocasiones se convierten en fenómenos más que ambientalistas, propagandísticos o publicitarios.

Uno de los puntos en donde la tecnología puede realizar un aporte importante es en la cuestión energética. Debemos con urgencia acabar con la dependencia de los combustibles fósiles, y para ello existen varias tecnologías que podrían contribuir en este objetivo. Una de las opciones más originales y llamativas es la energía solar espacial. Se trataría de colocar paneles solares en órbita alrededor de la Tierra, con la posibilidad de conducir esa energía hacia el planeta. La potencia energética sería muy elevada, pero es necesario hallar una forma para aprovechar ese potencial y derivarlo hacia la superficie terrestre.

Fuente: Luis Eduardo de la Torre/ El sol de Tampico

“ve la noticia completa”